sábado, 24 de septiembre de 2011

Ojo de águila

Cuándo como pétalo- llega La lluvia…
Las pesadillas- afloran hasta el recóndito lugar
Lúgubre – en sombras
Pero diáfano…
En el último rincón de mi alma
Que no ha sido tocado todavía
¿Que digo?, que de mi garganta enmudecen las palabras
¿Que pienso? si mi voz desaparece ante tu obra
¿Cuánto color? evoca los pasadizos de luz
¿Cuanta huella? derrite mis tardanzas
Deseas, como yo anhelo desmenuzar las gracias.
Quiero inventarme de nuevo
Para leer hasta el cansancio
Como el ojo del águila
Que inventas
en
Tu silencio
Tomo mi mundo y absorbo
Los días reclamando tus personajes
Inconcluso a la retina que no quiere ver
Que esconde cada látigo, que de tu alma emerge
¡Ay¡ mi Ro.
 Cuanto talento
Cocinas a fuego lento…
Tomo en mis ojos
Y en mis oídos al toque de belleza
Que rastrilla- el océano de letras
Me engullo tus obras
Discípula de cada estación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada